El precio de la vivienda sigue subiendo en España 2018

Desde hace ya dos años y medio, el precio de la vivienda en España no ha dejado de subir. En el último trimestre de 2018, se incrementó en un 5’8%.

Llama la atención que no es una subida localizada en las grandes ciudades españolas, principalmente Madrid y Barcelona, sino que también se extiende generalizadamente por el territorio español. Además, no es en estas dos ciudades donde más se han elevado los precios, sino que destacan Valencia con una subida del 16’8%, Málaga con un 15’4% y Tarragona con un 15’1%. Mientras que en Madrid subió un 14% y en Barcelona tan solo un 8%. Datos que muestra el último informe de la Sociedad Tasadora Tinsa.

El precio de la vivienda sube en toda España

El precio de la vivienda sigue subiendo en España

Los expertos habían previsto que en este 2018, la vivienda sufriría una desaceleración. Sin embargo, los números muestran todo lo contrario.

Los datos positivos se han registrado en todas las Comunidades Autónomas, presentando una subida general en todas ellas del precio de la vivienda. Además, en once capitales de provincia, esta subida ha estado por encima del 10%.

En España, las familias destinan una media del 17’2% de sus ingresos al pago de la hipoteca durante el primer año después de su firma. Para algunas comunidades el esfuerzo es aún mayor, como en Baleares donde el porcentaje sube al 23’5%, Málaga donde asciende al 22’2% o Barcelona donde le dedican el 18’2%. Mientras que, para otras comunidades, el esfuerzo se ve reducido, como son Soria, Castellón o Palencia, donde el porcentaje de ingresos que dedican a la hipoteca ronda el 12%.

Resulta llamativo que, en los últimos años, la subida de precio de la vivienda era liderada por zonas como Madrid, Barcelona o las cercanas a la cosa. Mientras que ahora, también lo hacen provincias como Ciudad Real, Burgos o Guadalajara, donde los incrementos se sitúan por encima del 11%.

A pesar de las buenas cifras en las que nos encontramos, los precios siguen estando aún muy lejos de los que tenían las viviendas en España antes de la crisis. De hecho, el precio actual es un 34,7% más bajo al que tenían las viviendas en 2007.

Tendremos que estar atentos a cómo sigue evolucionando el precio de mercado de nuestras viviendas.