Limpieza después de una reforma

La limpieza después de una reforma es fundamental para que realmente quede todo al gusto del cliente. La intención de todos nuestros empleados es dejarlo todo lo más limpio posible, pero pueden existir algunos acabamos que se escapan a nuestro servicio.

Por ello desde Reformas Orellana queremos daros una serie de consejos para la limpieza después de una reforma:

  1. Las paredes.

Primer hay asegurar que las paredes son lavables, normalmente lo son, y luego puedes limpiarlas con jabón neutro o con un poco de lavavajillas diluidos en un  poco agua. Hay que limpiarla toda de una vez; si te paras a la mitad puedes crear hacer marcas. Utiliza una esponja en el agua con jabón y tras escurrirla bien la pasaremos sobre la pared. Cuidado de no dejar ninguna zona sin limpiar. Es mejor empezar por la parte de abajo de la pared y trabajarla hacia arriba.

  1. Apliques o Interruptores.

Ten mucho cuidado al manipular los interruptores o apliques de la casa porque por ellos circula la electricidad y no puede entrar el agua. Hay que limpiarlos con un pañito húmedo bien escurrido y si queda alguna mancha retírala con un algodón mojado en un poco de alcohol. Hazlo siempre con la luz desconectada.

  1. Suelos de Madera.

Si los suelos de tu casa son de madera utiliza una mopa o un paño humedecido para eliminar manchas. Si están impermeabilizados puedes limpiarlos con una fregona bien escurrida. Para eliminar las rayas del suelo lo mejor es frotar con un estropajo de acero y después utilizar una mezcla de betún marrón con cera para unificar el color de la zona tratada.

 

  1. Rincones y Rodapies.

En los rincones de la casa se puede acumular  polvo y suciedad que hay que limpiar a fondo durante semanas. Si no consigues alcanzar algún recoveco, prueba con un cepillo pequeño para levantar así el polvo o suciedad y luego utilizar el aspirador.

  1. Ventilación y planificar bien.

Tras las obras, hay que intentar ventilar las estancias. Una ventilación cruzada (abriendo las ventanas de los extremos de la casa, para que el aire circule sin obstáculos y limpie la atmósfera) sería lo correcto. Después prepara las herramientas: cepillos, aspirador, trapos, esponjas, gamuzas.

Esperamos que os sirvan de ayuda.