Fuga de agua, encontrar el origen

En el artículo anterior vimos una serie de pistas que podemos tener de que existe una fuga de agua en casa. A continuación vamos a ver más sobre este importante asunto.

¿Tenemos una fuga de agua?

Fuga de agua
Fuga de agua

Veamos ahora cómo detectar una fuga:

  • Fuga en el baño. No es nada infrecuente tener una fuga en el baño. Tenemos que comprobar si todos los grifos y llaves cierran bien. Prestemos especial atención a la llave general. Para saber si nos está sucediendo, podemos colocar un pañuelo de papel sobre el grifo que creemos que pierde, si luego lo encontramos húmedo será señal de que se está produciendo la pérdida.
  • Fugas en las paredes. Decíamos en el artículo anterior que una mancha o abultamiento en la pared puede ser síntoma de pérdida de agua. Si esa mancha es de moho podemos confirmar nuestras peores previsiones. También puede ser señal de que tenemos el problema comentado si observamos que la zona comienza a estar descolorida.
  • Fuga de agua en la cocina. Las pérdidas de agua en la cocina son también muy frecuentes. Si la tubería está detrás de los azulejos, como suele ser habitual, habrá que afinar el oído para intentar detectar la fuga. Si no lo conseguimos de esta forma, podemos cerrar todas las llaves de la casa y ver si se mueve el contador.

Si tenemos dudas sobre si en nuestra casa hay una fuga de agua lo mejor es contactar con un profesional que pueda confirmarnos, o no, que esto está sucediendo. En Reformas Orellana contamos con profesionales que están capacitados tanto para detectar la fuga como para darnos un presupuesto detallado y después efectuar la reparación.

No es una tema que podamos tomarnos a broma, si no corregimos la fuga nuestra factura se verá incrementada y nos saldrá muy caro.