Fuga de agua en casa, un gasto extra

Hay ciertas reformas que aunque nos puedan suponer un gasto a corto plazo, son un gran ahorro en el tiempo. Invertir dinero en reparar algunas cosas que no funcionan de la manera adecuada supone que eso que funciona mal sea arreglado y así cumpla sus funciones de la manera adecuada. En relación a lo que estamos comentando vamos a ver a lo largo de este artículo y del siguiente todo lo que necesitamos saber sobre una fuga de agua en casa que pueda incrementar el gasto de nuestra factura.

Una pequeña fuga de agua puede salirnos muy cara

Fuga de agua
Fuga de agua

Podemos pensar que una pequeña fuga de agua no tiene demasiada importancia. Incluso que no merece la pena que perdamos el tiempo en repararla, y mucho menos el dinero.

Nada más lejos de la realidad, puesto que gota a gota, las 24 horas del día y a lo largo de los meses puede suponer un coste elevado, que sin duda queremos evitar.

Claro que hablamos de una pequeña fuga, pero en ocasiones esa mínima pérdida de agua puede convertirse con el paso de las semanas en una fuga importante.

¿Cómo podemos saber si tenemos una fuga de agua en casa? Te lo explicamos a continuación.

¿Cómo detectar una fuga de agua?

Fuga de agua
Fuga de agua

Vamos a ver ahora cómo podemos detectar una fuga de agua:

  • Incremento en la factura. Una de las primeras señales es un incremento en la factura del agua sin que esté justificado. Es decir no hemos hecho nada extraordinario y sin embargo hemos gastado más.
  • Ruidos. En ocasiones, sobre todo de noche, podemos escuchar la pérdida de agua por el ruido que hace al caer.
  • Abultamiento o mancha en la pared. Un abultamiento o mancha en la pared puede ser síntoma de una pérdida de agua.

En el siguiente artículo seguiremos viendo más sobre este importante tema.