Ducha o bañera, cuál es la mejor de las 2 para nosotros

Cuando vamos a reformar nuestra casa son muchas las dudas que nos asaltan. Es una decisión muy importante, que ya de por sí nos habrá costado tomar. Así que queremos que todo sea perfecto. Dentro de esas preguntas que todos nos planteamos, una de las más habituales es si apostamos por plato de ducha o bañera.

En las siguientes líneas intentaremos que cada uno de nosotros encuentre la respuesta.

Elijamos bien entre ducha o bañera

Reformar el baño si ya vivimos en la casa es una decisión que cuesta mucho trabajo tomar, sobre todo si solo contamos con uno, debido a la incomodidad que nos va a producir. Por ello, debemos tomarnos muy en serio esta obra para que luego no nos arrepintamos de lo que hemos hecho.

La ducha es ideal cuando somos personas muy prácticas, que ni se plantean invertir tiempo en un baño. Otra opción que nos lleva también a elegir un plato de ducha es la falta de espacio. Hay platos que ocupan menos de un metro cuadrado, algo que no sucede con una bañera. También suelen apostar por esta opción las personas mayores, ya que una bañera puede dificultar la higiene personal al tener un acceso más dificultoso. Además, de quienes por cualquier otra razón tengan movilidad reducida.

Por la bañera suelen optar las personas que cuentan con un baño grande y no quieren desperdiciar la oportunidad detener una. También quienes tienen la teoría de que aunque solo se den un baño de vez en cuando, si no la tienen no lo podrán hacer nunca.

La pregunta si elegir ducha o bañera no suelen hacérsela quienes tienen hijos, ya que para ellos la opción de la bañera suele ser la adecuada por la comodidad que les proporciona. Es cierto que facilita la hora del baño, pero también se pueden utilizar pequeñas bañeras para cuando son bebés y después pasar directamente a la ducha.

En Reformas Orellana podemos ayudarte a decidir entre poner ducha o bañera. Si ya lo tienes claro, contacta con nosotros para un presupuesto sin compromiso.