Reformar un patio de forma sencilla

Tener un patio en casa, puede darnos un espacio perfecto donde disfrutar nuestro tiempo libre cuando llega el buen tiempo. Hay un millar de cosas que podemos hacer en él, siempre dependiendo del tamaño que este tenga.

Pero, lo cierto es que antes de ponerte a hacer ese sinfín de opciones que te ofrece, debes asegurarte de que se encuentra en óptimas condiciones.

Si ese no es el caso, te interesa echarle un ojo a los consejos que te mostramos a continuación para hacer de tu patio el sitio perfecto.

¿Cómo reformar un patio de forma sencilla?

Nos negamos a que reformar un patio suponga para ti un dolor de cabeza. Por ello, hemos preparado una serie de consejos sencillos para que tengas cero complicaciones a la hora de hacerlo:

  • El suelo. El suelo, junto a las paredes es lo que más vemos al entrar a una estancia, ya que es «lo que más espacio ocupa». Si esto se ve anticuado o viejo, hará que el patio se vea directamente con mal aspecto. Por lo tanto, si puedes hacerlo, no lo dudes, cambia el suelo del patio y dale un aspecto renovado. Hoy en día, podrás encontrar muchísimas opciones que se adapten tanto a tus gustos como a tu presupuesto.
  • Las paredes. Pintar las paredes del patio le dará un aire totalmente renovado. El blanco siempre será una apuesta segura y que, en el caso de patios pequeños, dará más amplitud y luz a la zona. Pero siempre puedes atreverte con opciones más osadas o ponerte creativo.
  • Área para comer. Si quieres hacer de tu patio una zona en la que pasar más tiempo, ponerle un rinconcito donde comer es algo casi imprescindible. Tener una mesa y unas sillas bonitas y cómodas no es opcional. Si además tienes el espacio suficiente, ponerle una barbacoa siempre va a ser una perfecta opción.
    Ten en cuenta que en los meses más cálidos, necesitarás que este área tenga sombra para poder disfrutar sin pasar calor.
  • Plantas y flores. Un espacio sin zona verde siempre se va a ver mucho más triste. Cuentas con infinidad de composiciones y maneras de añadirle un toque verde a tu patio. Elige un buen número de plantas, dependiendo del espacio que tengas, para dar alegría a esta zona. En los meses que sea posible, tener plantas con flores siempre quedará mucho más bonito y colorido.
  • La piscina. Tener una piscina, aunque sea de un tamaño reducido, le dará un plus a tu patio que agradecerás (sobre todo en los meses de más calor). Pese a que no sea muy grande, seguro que te hará pasar muy buenos momentos.

Estos son nuestros consejos para hacer de tu patio un lugar de más provecho y donde pasar tiempo de calidad entre familia y amigos.