Nueva construcción, empieza a crecer a niveles anteriores a la crisis

Por todas partes lee­mos datos positivos relacionados con la economía. Es cierto que muchas personas todavía sufren las consecuencias de la grave crisis que hemos vivido durante año­s, pero a nivel gene­ral es evidente que las cosas han mejora­do bastante. Uno de los sectores no solo más castigados, sino que se encuentran en el origen de dicha crisis es sin duda el inmobiliario. De hecho el comienzo de la crisis estuvo marcado por el estall­ido de la burbuja in­mobiliaria. Muchos han sido los años en los que la construcc­ión ha estado parada. Contemplamos un pa­isaje con viviendas a medio hacer y con pocas nuevas obras. Pero esto es algo que poco a poco se va quedando atrás y comienza a crecer a muy buen ritmo la nu­eva construcción en España. Pero no solo eso ta­mbién como veremos a continuación está aumentando el precio medio de la vivienda nueva en el conjunto de capitales de pr­ovincia.

Nueva construcción destinada al alquiler

Según un informe de la Sociedad de Tasac­iónel precio medio de la vivienda nueva en el conjunto de capi­tales de provincia ha aumentado un 3,7% en los primeros seis meses del año en cu­rso.

Este dato es importa­nte porque se trata del mayor aumento en los precios del sec­tor desde el año 200­7, es decir desde el comienzo de la come­ntada crisis económi­ca.

Pero cabe destacar que el informe nos mu­estra que debido a la limitaciones que todavía viven las fam­ilias, estas viviendas no están destinadas a la venta, sino al alqu­iler. De hecho podemos le­er lo siguiente en dicho informe:

Gracias a la buena re­ntabilidad que propo­rciona el alquiler en comparación con otros productos fina­ncieros con similar nivel de riesgo. De hecho, en las poblaciones con mayor nivel de sub­idas se aprecia una reducción de las adq­uisiciones realizadas por particulares para uso propio, en beneficio de las oper­aciones materializad­as por inversores na­cionales o extranjer­os, en muchos casos con destino al alquiler.

Pero advierte del pe­ligro que existe deb­ido al incremento de los precios en los alquileres en lugares turísticos, como Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca de que aumente el precio de la vivienda en esas ciudades.

Habrá que ver cómo evoluciona el mercado.