Comprar una vivienda nueva o reformar una usada, más datos

Veíamos en el artículo anterior como hay muchas personas que se preguntan si es más rentable comprar una vivienda nueva o reformar una usada. Vimos que era mejor opción la segunda. En este artículo vamos a profundizar un poco en este tema, conociendo nuevos datos del estudio que citábamos.

¿Comprar una vivienda nueva o reformar una usada?

comprar una vivienda nueva o reformar una usada
Comprar una vivienda nueva o reformar una usada

En el artículo anterior citamos un estudio del portal pisos.com en el que veíamos que reformar una vivienda de segunda mano es bastante más rentable, desde un punto de vista económico, que comprar una nueva. También vimos que el precio de las reformas se ha abaratado en el último año un 8%.

Junto a este hecho se une otro, y es que el precio de la vivienda nueva se ha incrementado en un 3,3% en el último años, mientras que la de segunda mano para reformar solo lo ha hecho en un 0,17%.

Veíamos en el artículo anterior que teniendo en cuenta cuánto nos sobraría al comprar una casa de segunda mano con respecto a comprar una nueva, incluyendo la reforma de la primera, sería 7.177 euros. Esta cifra supone un 24% más que en 2016.

Para el director general de pisos.com Miguel Ángel Alemany, comenta lo siguiente:

Aunque el número de grandes reformas se ha reducido en lo que llevamos de año respecto a 2016, lo cierto es que la vivienda de segunda mano representa un gran ahorro para el bolsillo del potencial comprador, y por ello le animamos a perder el miedo a iniciar obras en casa. Además del ahorro, hay que considerar que los pisos para reformar suelen estar en ubicaciones más céntricas, con un mejor acceso a los servicios públicos, y esto aporta un valor añadido muy importante al inmueble.

Si hemos decidido que la mejor opción para nosotros es reformar nuestra vivienda, contemos con Reformas Orellana, que nos ofrecerán toda la ayuda que necesitamos.

Comentarios

  1. En mi opinión, todo depende de cada persona, hay gente que prefiere hacerse una casa a su gusto o comprarse una nueva ya hecha para poder hacérsela a su gusto, en cambio también hay otro grupo de gente que no le importa vivir en una casa que ya ha sido habitada pero reformándola, en los dos casos lo que queda claro es que la gente lo que quiere siempre es hacerse una casa a su gusto.

    ¡Un saludo!

Los comentarios están cerrados.